Por indicación de los técnicos del Parque Nacional se cambia el tramo entre el Arroyo Valdemartín y Guarramillas por transitar por zonas húmedas con flora sensible al paso de corredores (ranunculus abnormis). En lugar de ascender por el Ventisquero de la Condesa los corredores lo harán por el Collado del Piornal.